Skip to main content

En algún momento de nuestra vida hemos llegado a sentir una sensación muy extraña en nuestras manos, sensaciones de hormigueo, entumecimiento o calambres dolorosos que se pueden ver en cualquier momento del día. Por lo general, tenemos una respuesta lógica a estas sensaciones, puede ser el daño de un nervio provocado por un golpe, una mala postura al sentarse o dormir puede provocar este tipo de sensación.

Pero si estamos sintiendo estas sensaciones y no hemos recibido ningún golpe o hemos estado en malas posturas, ¿por qué se nos entumecen las manos? esto puede ser un indicio de que algo está pasando en nosotros y debemos estar atentos a ellos.

En esta oportunidad te traemos 7 razones para preocuparte si llegas a sufrir alguno de estos síntomas en tus manos, tu salud puede estar en riesgo.

  1. Si sufrimos de entumecimiento en las manos, es posible que estés afectado por la esclerosis múltiple. Esta patología afecta las membranas musculares y cerebrales, llevándolas a un proceso de entumecimiento. Esto lo veremos reflejado en la sensación de manos entumecidas.
  2. Otra causa de estos síntomas es cuando los nervios de nuestra columna vertebral se comprimen de tal manera, esta compresión de los nervios es fuerte, se interrumpe la circulación sanguínea y así sentimos hormigueo en las manos y dolor en las articulaciones afectando a nuestro salud a lo largo del tiempo.
  3. El adormecimiento en las manos puede indicar que podemos estar empezando a padecer el síndrome del túnel carpiano. Esto se produce cuando pasamos mucho tiempo haciendo los mismos movimientos en las manos, esto provoca que los músculos y articulaciones se inflamen y produzca la sensación de entumecimiento.
  4. Puede ocurrir que no llegue suficiente oxígeno a nuestro cerebro, como consecuencia de un coágulo de sangre que altere la circulación. Esto se conoce como trombosis venosa.
  5. Otros motivos que producen hormigueo en las manos son enfermedades como la diabetes o tener un estado de anemia, ya que este tipo de patología presenta síntomas de este tipo en nuestro organismo. Afectan a nuestro sistema circulatorio provocando una sensación de dolor en las articulaciones y manos entumecidas.
  6. La neuralgia del plexo braquial tiende a causar entumecimiento en las manos porque los tejidos de las articulaciones se ven afectados.
  7. Las alteraciones repentinas en las funciones de una región de nuestro cerebro se conocen como ictus y esta es la principal y más grave causa de padecer manos entumecidas.

dependiendo de donde se encuentre
La sensación de hormigueo puede estar localizada, en la porción de piel de las extremidades superiores o inferiores que depende de un nervio en particular. Pero también puede ser más generalizada, a nivel de toda la mano o de todo el pie, de forma unilateral o bilateral.

Según la distribución de la sensación de adormecimiento, la duración y la afectación unilateral o bilateral, la sospecha diagnóstica de la causa será diferente, apuntando hacia una afectación más localizada, por compresión o irritación de uno o varios nervios específicos, o Periféricos. afectación nerviosa por enfermedad sistémica. En muy raras ocasiones, el entumecimiento de los pies o las manos se debe a una afectación del cerebro o de la médula espinal.

13 Causas que provocan hormigueo
Algunas de las causas que pueden provocar la sensación de adormecimiento en manos o pies pueden ser:

compresión nerviosa
Se debe a que los nervios que salen de la médula espinal por la columna vertebral se comprimen en algún momento de su recorrido, como por ejemplo por una hernia discal en la columna cervical o lumbar, una compresión vertebral o una masa. que comprime el nervio en una región más o menos específica, como puede ocurrir en el caso del síndrome del túnel carpiano o el codo de tenista. Según las raíces nerviosas o los nervios afectados, la distribución del hormigueo seguirá un patrón diferente.

para la posicion
Las posiciones anormales o forzadas de las piernas o los brazos pueden comprimir los nervios y, en consecuencia, causar una sensación de hormigueo. Todos nos hemos quedado dormidos en un pie o una pierna después de estar mucho tiempo sentados en una posición forzada, o nos hemos despertado con el brazo entumecido e insensible después de dormir sobre él.

quiste sinovial
Puede ocurrir en cualquiera de las articulaciones de las manos o los pies. Aparece como un pequeño nódulo en la piel que contiene líquido sinovial, el líquido que produce la propia articulación para promover el movimiento entre los diferentes huesos que la componen. Si este quiste es de un tamaño considerable, puede comprimir las estructuras adyacentes, incluidos los nervios, lo que puede causar hormigueo en manos y pies.

por fractura
Cuando tenemos una fractura que requiere una inmovilización prolongada mediante un yeso o una férula, se produce una ligera compresión tanto de los vasos sanguíneos como de los nervios, lo que puede provocar una sensación de adormecimiento en varios de los dedos de las manos o de los pies.

El flujo de sangre
Las alteraciones en el flujo sanguíneo de las arterias y venas por compresiones externas, placas ateroscleróticas, varices u otras causas pueden dificultar el suministro de sangre y la oxigenación en las partes más distales del cuerpo, es decir, las manos y los pies, que podría causar dolor, así como hormigueo en manos y pies en mayor o menor medida dependiendo de los vasos afectados y de la magnitud del flujo sanguíneo comprometido.

deficiencia vitaminica
La deficiencia de algunas vitaminas, especialmente las vitaminas B1, B6, B12 o E, que son necesarias para la formación de la mielina que recubre los nervios, puede provocar alteraciones en los nervios de las manos y los pies que dan lugar a hormigueos y cambios de sensibilidad en manos y pies, además de otros síntomas asociados.

polineuropatía periférica
Consiste en alteraciones nerviosas que provocan dolor, hormigueo, falta de fuerza o falta de sensibilidad en algunas regiones concretas, como las manos o los pies. Por ejemplo, el síndrome de Guillain-Barré se caracteriza por una inflamación de los nervios que provoca debilidad y parestesias en los territorios de los nervios afectados.

migrañas
En algunas personas, la migraña o el dolor de cabeza están precedidos por síntomas sensoriales llamados aura, como alteraciones visuales, olfativas o del habla, así como entumecimiento de las manos o los pies.

enfermedades sistémicas
Algunas enfermedades como la diabetes o el hipotiroidismo pueden afectar a los nervios periféricos, a través de diversos mecanismos, que pueden manifestarse en forma de hormigueo en manos y pies, entre otras estructuras.

Carrera
Puede presentarse como un cambio de sensibilidad unilateral en todo un brazo o una pierna, aunque suele acompañarse de otros síntomas, como desviación de la boca, parálisis facial, alteración del habla, pérdida de fuerza en un brazo o dolor en el cuello. cabeza.

esclerosis múltiple
Es una enfermedad autoinmune que provoca una degeneración progresiva de la mielina del cerebro y de las fibras nerviosas de la médula espinal y puede manifestarse como parestesias en diversas partes del cuerpo, incluidas las manos y los pies, junto con otros síntomas, como cansancio excesivo, fatiga involuntaria. movimientos musculares o alteraciones de la memoria

enfermedad isquémica del corazón
La angina de pecho o un infarto pueden provocar una sensación de hormigueo en el brazo izquierdo y aunque puede aparecer de forma aislada, lo más habitual es que se trate más bien de una sensación de dolor que se irradia desde el centro del pecho, que se percibe oprimido. , y se acompaña de malestar general, sudores fríos o náuseas.

enfermedad isquémica del corazón
La angina de pecho o un infarto pueden provocar una sensación de hormigueo en el brazo izquierdo y aunque puede aparecer de forma aislada, lo más habitual es que se trate más bien de una sensación de dolor que se irradia desde el centro del pecho, que se percibe oprimido. , y se acompaña de malestar general, sudores fríos o náuseas.

crisis de ansiedad
Las crisis de ansiedad pueden provocar, entre otros síntomas, entumecimiento en ambas manos, pero también en piernas, pies o cara, así como sudoración, palpitaciones, dificultad para respirar o dolor abdominal. Son característicamente bilaterales, a diferencia de la mayoría de las causas expuestas anteriormente.

La mayoría de las veces, entonces, la sensación de entumecimiento en las manos o los pies tiene una causa claramente identificable y la sensación desaparece al poco tiempo. No obstante, si la sensación persiste y no se detecta una causa compresiva evidente que la justifique, es importante que contactemos con nuestro médico habitual.

Lo que deberías saber…

Según la distribución de la sensación de adormecimiento, la duración y la afectación uni o bilateral, la sospecha diagnóstica de la causa será diferente.
La mayoría de las veces, entonces, la sensación de entumecimiento en las manos o los pies tiene una causa claramente identificable y la sensación desaparece al poco tiempo.
En muy raras ocasiones, el entumecimiento de los pies o las manos se debe a una afectación del cerebro o de la médula espinal.


#Por #Qué #Duermen #Las #Manos #Sientes #Hormigueo #Manos #Pies

Leave a Reply