Skip to main content

Estamos en pleno invierno y también en la época de la piel opaca, seca y pálida, todo por este clima frío. El estado de la piel empeora a medida que disfrutamos de todos los remedios invernales como calentadores y estufas, estar al sol en la calle y bañarnos en casa con agua caliente. Una falta general de nutrición externa e interna puede provocar irritación, piel seca y reseca y, en general, una piel de aspecto infeliz. Por lo tanto, es hora de cuidar más de lo normal la piel y seguir rutinas básicas para mantenerla sana incluso en esta estación de frío. Estos sencillos y naturales consejos son justo lo que necesitas seguir:

1. Hidratación

La hidratación es uno de los pasos más importantes para la protección de la piel en invierno. Ayuda a mantener nuestra piel hidratada y asegura de que la piel no pierda su aceite natural. Se puede elegir una gran cantidad de humectantes naturales como aceite de coco, aceite de ricino, aceite de oliva, suero de leche, pepinos, etc.La hidratación es uno de los pasos más importantes para proteger tu piel en invierno. Ayuda a mantener nuestra piel hidratada y asegura que la piel no pierda sus aceites naturales. Hay muchos humectantes naturales entre los que puede elegir, como aceite de coco, aceite de oliva, pepino y más.

2. Humificador

Un humidificador en el hogar u oficina restaurará la humedad del aire, ayudando y ayudará a mantener la su piel hidratada. Utilice un humidificador en toda tu su casa o en las habitaciones en donde pases la mayor parte del tiempo, y trate de mantener los niveles de humedad interior entre el un 30% y el un 50 %.

3. Agua templada

Temperaturas más bajas del agua para ducharse y lavarse las manos. Las duchas largas y llenas de vapor pueden sonar como una gran idea cuando hace frío y viento, pero el agua y el aire muy calientes pueden resecar la piel.

mujer bañándose

4. Cuidado nocturno

Si quieres lucir una piel sana, no olvides reponerlo por la noche cuando tengas 7-8 horas de descanso. Disfrute de una hidratación profunda con aceites antes de acostarse para que se despierte con una piel flexible.

5. Protección solar

En los días soleados de invierno, la nieve refleja los rayos del sol, lo que a su vez multiplica la exposición a los rayos UV. La protección solar es tan importante en invierno como en verano.

6. Nutrición

Una buena nutrición también puede desempeñar un papel importante en el estado de la piel. Evite los alimentos procesados ​​y el azúcar y consuma alimentos integrales ricos en vitaminas, minerales y ácidos grasos esenciales; esto mantendrá su cuerpo y su piel saludables.

7. Cuidado de manos

Lavarse las manos es fundamental, especialmente cuando el resfriado común, la gripe y el COVID-19 son una amenaza. Pero el exceso de lavado puede causar irritación y sequedad, y es importante aplicar una crema de manos después de cada lavado. Es bueno usar guantes de algodón después de aplicar la crema hidratante para ayudar a que la piel absorba mejor la crema.

Leave a Reply